Blog

Alcalinizar nuestro cuerpo

 

PH

Los alimentos intervienen en el aumento o la disminución del pH del cuerpo, y algunos alimentos pueden ser más alcalinos que otros. Un cuerpo ácido es un imán para las enfermedades, afecciones como el cáncer y el envejecimiento. Comer más alimentos alcalinos ayuda a cambiar el pH del cuerpo y oxigena el sistema, mantener su cuerpo sano y que funcione correctamente, previene del cáncer, y de muchas otras enfermedades.
El pH es una medida de la concentración de iones de hidrógeno, una medida de la acidez o alcalinidad de una solución. Cuando una solución es alcalina, significa que tiene la capacidad de neutralizar los ácidos. La alcalinidad se expresa como un número en una escala de 0 a 14. Un pH de 7 es neutro, ni ácido ni alcalino. Una sustancia con el nivel de pH entre 7 y 14 es alcalina. El pH del organismo se mide a través de la sangre y su valor es entre 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo varía, enfermará o comenzará a mostrar síntomas de enfermedad.
Un pH ácido puede ocurrir por el estrés emocional, sobrecarga de toxinas, reacciones inmunes o cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes. Obviamente, una dieta muy ácida puede cambiar los niveles de pH hasta cierto punto, también. El cuerpo trata de compensar mediante la utilización de minerales alcalinos que ha almacenado. Si la dieta no contiene suficientes, se producirá una acumulación de ácidos.
Esto puede disminuir la capacidad del organismo para absorber minerales y otros nutrientes, disminuye la producción de energía, disminuye su capacidad para reparar células dañadas, disminuye su capacidad de desintoxicar metales pesados, y permite que las células tumorales crezcan y proliferen, y lo hacen más susceptibles a la fatiga y la enfermedad.

MANIFIESTO

Se hace necesario un cambio alimentario para nuestras vidas, para los que nos rodean y para el planeta. Comer bien y rico están juntos, estar sano y comer rico también. Se puede aprender a comer de un modo diferente, con más conciencia, generando un cambio para las generaciones futuras. No cuesta nada, sólo hay que saber como.

Debemos estar agradecidos a la vida, al mundo entero, a todo el universo, a la naturaleza, a lo divino: «He recibido un día más de vida. Un día más he vuelto a recibir alimentos. Un día más vuelvo a ver el sol y las flores. Hoy sigo estando vivo». Este sentimiento, este sentimiento de gratitud debería estar presente en todos los aspectos de la vida y particularmente en los relativos a tu dieta. Únicamente así podrá tu dieta convertirse en una buena alimentación”. Osho, El Libro del Hara

Contacto

CONSULTORIOS ESPACIO VITAL
San Lorenzo 1886 esq Arenales
Mar del Plata - Argentina

INFORMES Y TURNOS
+54 223 4915107 (contestador)
+54 223 558 9280